Natillas Caseras con Galletas

  • Natillas Caseras
    Tradicional

  • Natillas Caseras
    con Galletas

  • Natillas Caseras
    con Merengue

  • Natillas Caseras
    con Nueces

  • Natillas Caseras
    con Frutas



  • "Natillas Caseras con Galletas"

    Natillas Caseras con Galletas


    Ahora vamos a indicaros detalladamente como preparar unas ricas natillas caseras con galletas, unas de las de formas más conocidas de hacer este postre tradicional tan sabroso y rico de comer.



    Ingredientes:

    - Leche entera, 500 ml
    - Huevos, 4 grandes
    - Azúcar, 75 gramos
    - Maicena, 25 gramos
    - Piel de un limón
    - Canela, una rama
    - Canela molida
    - Galletas del tipo María


    Preparación:

    Ahora os mostramos como hacer vosotros mismos unas natillas caseras con galletas, sin duda una de las recetas de natillas más consumidas en todos sitios, ya que las galletas le dan un toque muy rico a las mismas, y casi que podríamos decir que es toda una tradición colocar una galleta encima de la natilla cuando las preparamos. Realmente la preparación no tiene mayor dificultad que la tradicional, pero te lo vamos a detallar paso a paso. Con esos ingredientes que hemos indicado podrás hacer un par de buenas natillas, si necesitas más, ya sabes, no rompas la proporción de ingredientes.

    En un recipiente adecuado echamos la piel de un limón, una rama de canela y toda la leche salvo medio vaso, y ponemos a fuego medio. Mientras va calentándose tenemos que batir la leche que hemos apartado, el azúcar, la maicena y las yemas de los huevos, desechando las claras, que las puedes guardar en el frigorífico y usarlas en otra ocasión.

    Cuando la leche empiece a hervir, vamos a echar poco a poco la mezcla que hemos batido antes y sin dejar de remover en ningún momento, para que vaya espesando. Hay que retirar del fuego el cazo antes que hierva, es muy importante hacerlo para que las natillas nos salgan bien y no se corten. Es interesante y recomendable usar una varilla a mano para remover la mezcla y que espese poco a poco.


    Vertemos las natillas en los moldes que nos gusten para servirlas y colocamos encima una galleta María o dos, según la amplitud de los mismos, y además echamos por encima un poco de canela molida, con la que decoramos las natillas a la vez que damos un toque de color. Y déjalas reposar en la nevera varias horas para que cuajen y enfríen antes de comerlas.